Desafía todos los límites con preguntas poderosas

“Las preguntas que nos hacemos condicionan, en gran parte, la vida que estamos teniendo”

Hoy les quiero contar cómo las preguntas que me hice desde julio 2018 a abril 2019 han cambiado mi vida por completo En mi búsqueda interna de seguir creciendo, de seguir evolucionando, de seguir mejorando en todos los aspectos y en todos los sentidos de mi vida, participé de un curso de Abundancia y Prosperidad (julio 2018) que dictó Susana Wise, mi guía, mi referente, mi coach, mi facilitadora.

Capaz lees esto y pensás que el curso me enseñó cómo hacerme millonaria … digamos que SÍ! Que fue así! ese curso me hizo millonaria! probablemente no en el sentido económico que vos estás pensando, sí en el sentido de ampliar esa búsqueda interna de la que te hablaba y lograr resultados increíbles e impensados. Terminé el curso y decidí que sólo me iba a enfocar en lo que SÍ quería para mi vida. La queja por lo que no me gustaba, por lo que esperaba que fuera diferente, por lo que los demás no hacían, ya no tenía tiempo, ni espacio, ni energía disponibles. Mis meditaciones de las mañanas se volvieron constantes y mis visualizaciones tan reales que siempre me sorprenden.

Comencé un nuevo camino sin saberlo, empecé a diseñar mi futuro sin sospecharlo y me animé, una vez más, a doler hasta los huesos para poder sanar. Y todo para adentro, afuera el mundo seguía igual. O eso parecía ser…

Llegó noviembre y mi cuerpo me dijo que esas cosas que ya no tenían lugar, él tampoco estaba dispuesto a seguir tolerando todo eso que se había convertido en “no viable”. Me dejó internada unos días, me perdí la boda de mi gran amigo Mauro con Martina y no estuve en el evento más grande de la empresa para la que trabajaba hacía más de 10 años (evento que había producido y organizado con todo mi equipo) …Todo quedó en un segundo plano. Todo cambió después de ese sábado. En mis tres eternos días en la clínica, desperté a un nuevo nivel de conciencia! Lo que era ya no podía seguir siendo, no así cómo estaba.

Por mi condición declarada de sensibilidad digestiva sin patología en concreto, tuve que reordenar mi alimentación y mis rutinas adaptando todo a mis nuevas posibilidades. Mis prioridades cambiaron y mis urgencias desaparecieron. Lo importante era poder estar cada vez mejor y para eso necesitaba cambiar todos mis horarios, mejorar mis hábitos y reestructurar mis tareas.

Me empecé a preguntar: ¿Qué SÍ quiero para mí? ¿Qué SÍ necesito? ¿Cuál es la mejor forma de contar conmigo en esto y para siempre?

Mis respuestas decían algo así como “trabajar menos horas, ganar más dinero, pasar más tiempo en casa, trabajar para un proyecto que me parezca excelente, poder viajar, seguir formándome con los mejores y desafiando aún más mis propios límites” Así comenzó una nueva aventura en mi vida, un proceso que superó todas mis expectativas! Afuera todo seguía igual, adentro comenzaba un nuevo proceso. Y yo feliz, porque amo los procesos! después de todo, es donde uno realmente crece, se equivoca y corrige, se frustra y aprende, duele y sana, se vuelve más sensible, más compasivo, más resiliente… más sabio

Así pasaron las semanas, los meses y mi oportunidad no aparecía de forma concreta. Y estaba bien, yo sabía que de alguna forma, lo iba a lograr. Capaz no tan rápido como yo hubiera querido, CONFIABA EN MÍ y sabía que iba a poder, no sabía cómo. Sabía que SÍ!

En abril de este año, un martes a la mañana, yo estaba en la oficina de la empresa que les contaba y me llega un Whatsapp a mi celular. “Hola Andrea. Te saluda Mauricio Bock” Yo lo conocía a él, él no me conocía a mí. Había participado en varios cursos online donde él es uno de los varios profesores que dictan las clases. Dudé de que fuera él, le pregunté y me dijo “Soy yo jajaja siempre me preguntan”. Estuvimos hablando por su programa y otro temas relacionados. Para los que no lo conocen, me escribía un gran neurocoach con un curriculum impresionante, el mejor profesor que tuve, una persona a la que admiro y quien no deja de sorprenderme por tanto conocimiento, talento y generosidad a la hora de dar clases y, más aún, fuera del aula.

En esa charla, aproveché que lo tenía a un Whatsapp de distancia, junté algo de coraje y le pregunté “¿Cómo hago yo para ser tu asistente? ¿Qué necesitás vos? ¿Qué necesito yo?” (sic) – jamás tomé dimensión de lo que hacía -Su respuesta fue para salir del paso y sin decirme (y yo sin sospechar) me hizo la entrevista laboral con pruebas prácticas más larga de mi historia. Tarea que me pedía, tarea que resolvía. Natural para mí, es lo que hacía de todos los días, todo el tiempo. Fue aumentando la complejidad y el nivel de desafío y pudimos con todo. Digo pudimos porque trabajamos como equipo. Sumamos personas a la tarea y organizamos el primer evento. Creo que mi prueba de trabajo terminó en julio, cuando el balance fue positivo

Para ese momento, las respuestas a mis propias preguntas empezaron a aparecer: empecé a trabajar menos horas, a ganar más dinero, a estar más tiempo en mi casa, a poder viajar, seguir formándome como profesional y seguir desafiando los límites de lo posible. Todo lo que yo quería y necesitaba para mí de repente estaba delante de mío, como por arte de magia.

Hoy 6 meses después, te digo que aquellas 3 preguntas que le hice a Mauricio en nuestra primera charla fueron la nave espacial que me trasladaron hasta donde estoy hoy.

¿Dónde estoy? En el espacio que generé con mis decisiones y mis acciones. ¿Qué estoy haciendo? Empezando de 0 en un nivel superior de vida, de formación y de trabajo. ¿Cómo lo estoy haciendo? Manteniendo la esencia intacta, mis valores como lema y buscando la excelencia en todo lo que hago. Sigo formándome, sigo aprendiendo y sigo buscando aprovechar cada oportunidad que se presenta.

¿Sabés qué aprendí como Gran Lección? A pesar del miedo, de la incertidumbre y del desconcierto que pueda surgir, que son válidos, naturales, normales y esperables, sólo hace falta el coraje de hacer las preguntas correctas en el momento indicado. Y después accionar en consecuencia, claro.

Y vos ¿qué pregunta poderosa te vas a responder hoy? ANIMATE! a lo sumo volvés a caer en el mismo lugar! No tenés nada que perder! Y quizás todo por ganar!

DEJATE SORPRENDER!

Escribime por mail andrea.alessio@letscoachyou.com

Seguime en las redes sociales https://www.facebook.com/letscoachyouoficial/

Descubre más sobre tí mismo en mi tutorial de autocoaching haciendo click aqui http://letscoachyou.com/autocoaching/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *